Pintar de blanco o de un color claro –por ejemplo, un color neutro– a una casa grande en un predio pequeño puede hacer que la casa parezca más grande y el terreno parezca más pequeño. A la inversa, colores oscuros pueden hacer ver una casa más pequeña pero más contundente.

Un enfoque seguro y eficaz para la elección de color es seleccionar dos matices o tonos de una misma tira de colores, pero separados unos tonos entre sí.

foto-consejos-colores-casa-20160923Podría utilizarse el tono más claro o el tono más oscuro para el cuerpo de la obra, y el tono contrario para los detalles. Un color que de acento por contrastante podría usarse para la puerta. Colores más claros en la entrada darán una sensación de que el hogar es más «amigable» y acogedor.

Una gran altura puede parecer menor si la parte superior de una casa alta es pintada con un tono más profundo que la parte de abajo. Por el contrario, un color más oscuro en la parte inferior de una casa hace parecerla más afianzada en la tierra.

Colores claros o directamente gamas de blanco son buenas opciones para ventanas por la reflexión del calor y la luz del sol.

Los colores claros proyectan el espacio; los colores oscuros lo retrotraen. Si una casa está situada muy lejos de la calle, pintarla de un color claro la traerá visualmente hacia adelante.

Debe tener precaución con los colores, pero sin duda ¡siempre debe acentuar lo positivo!